La venta de tabaco a menores de edad en el Condado de Dane sigue siendo alta

February 25, 2014

Tanto la aplicación de la ley como la información son claves para el progreso

¿Cuántas veces ha visto el aviso en las tiendas que dice: “se comprueba la identificación”?  Estos controles están diseñados para asegurar que los jóvenes menores de 18 años no puedan simplemente pedir y comprar cigarrillos ni otros productos de tabaco.
 
El único problema es la frecuencia con que se ignoran los requisitos legales  por parte de los empleados de las tiendas.   El PHMDC (Salud Pública de Madison y el Condado de Dane) ha brindado apoyo en la aplicación de estas normas por más de 11  años, bajo el programa estatal Wisconsin WINS.  El programa consiste en el entrenamiento de alumnos de preparatoria de 16 a 17 años de edad para que puedan entrar en una tienda y  tratar de comprar tabaco.  Si tienen éxito, un inspector del PHMDC inmediatamente emite una multa al empleado y al dueño del negocio.
 
En el 2013, estos jóvenes ayudaron a inspeccionar 313 vendedores de tabaco en el Condado de Dane y en Madison.   De estos 313 intentos, 28 vendedores terminaron haciendo las ventas a menores.  Esto representa una tasa del 9 por ciento de infracciones en todo el condado.  Si bien esta cifra representa una disminución del 4 por ciento en comparación con los datos de 2012, el supuesto “progreso” no es tan significativo como para celebrarlo.
 
“Estos resultados muestran que todavía hay mucho que hacer, dado que las tasas de ventas ilegales a menores siguen siendo importantes”, dijo Lyle Burmeister, coordinador del programa WINS WI en los condados de Columbia y Dane. 
 
“Si bien estamos muy complacidos con los esfuerzos de muchos vendedores para reducir el acceso a los jóvenes, aún queda mucho por hacer para reducir las tasas de ventas de productos tabaqueros a menores de edad”.   Las encuestas muestran que 47,000 estudiantes de preparatoria en Wisconsin consumen tabaco y sabemos que a nivel nacional, más de un 80 por ciento de fumadores comienzan a fumar antes de cumplir los 18 años.
 
Burmeister indica que “el programa Wisconsin WINS es un programa de control del tabaco basado en la evidencia, patrocinado por el Departamento de Servicios de Salud, y está en primera línea para prevenir que los productos de tabaco caigan en las manos de los jóvenes menores de edad”.  También dijo que “siempre consideramos a los vendedores como socios clave en este esfuerzo”.
 
Muchos empleados de ventas sí verifican las identificaciones según el requisito, pero la variedad de licencias e identificaciones (carnets) puede prestarse a confusión. “Nuestro gran reto es ayudar a educar a las tiendas y empleados en vez de entrar en sus establecimientos para tratar de atraparlos o acosarlos”.
 
La industria tabaquera ha hecho que este trabajo sea aún más difícil con la introducción de una variedad de productos tabaqueros que no son cigarrillos y se venden en envolturas parecidas a las golosinas y con sabores que son muy atractivos para los jóvenes.  El PHMDC hizo un programa de video en español sobre el tema con el título de “DULCES MENTIRAS: La promoción de productos dirigidos a jóvenes por la industria tabaquera”. Haga clic en el título para verlo.
 
Haga clic en el enlace siguiente para más detalles sobre el programa WISONSIN WINS.
 
Hay entrenamiento gratis disponible que está financiado por el Programa Estatal de Prevención y Control de Tabaco.  La ley estatal requiere que todos los vendedores entrenen a sus empleados en el proceso y que tengan un certificado en la carpeta del trabajador confirmando que ha completado el entrenamiento obligatorio del tabaco.
 
Haga clic en el enlace siguiente para ver una copia del informe en inglés.  Madison-Dane County 2013 Tobacco Vendor Compliance Report (Informe sobre cumplimiento de los vendedores de tabaco)
 
 

Contact: