No deje que los alimentos de las fiestas le tiendan una trampa

Monday, November 24, 2014 - 9:48am

Un pavo (guajolote) dejado sin refrigeración por demasiado tiempo puede estropear su día de Acción de Gracias

El día de Acción de Gracias se acerca rápidamente.  Por esto, es un buen momento para  asegurarse de que el pavo  no se convierta en nada peor que una panza bien llena. Para asegurar que su familia y amigos permanezcan saludables, es importante enfocarse en los consejos de seguridad alimentaria siguientes:
 
DESCONGELACIÓN
Si no se descongela el pavo correctamente, usted y sus invitados pueden ponerse muy enfermos.  Planee con anticipación porque se necesita tiempo suficiente para una descongelación correcta.  La compra de un pavo un par de días antes del banquete puede ser un problema, especialmente si está tentado de dejar el pavo en la mesa de la cocina para su descongelación. En el momento en que el interior del pavo se ha descongelado, las partes externas se habrán convertidos en un caldo de cultivo de bacterias nocivas.  
 
La forma más segura de descongelar un pavo es hacerlo en el refrigerador. Para cada 5 libras de peso se debe contar 24 horas de refrigerador. Durante su descongelación, coloque una bandeja sólida debajo del pavo para asegurarse de que recoge el goteo de los jugos. Estos jugos crudos pueden estar llenos de bacterias que pueden contaminar los otros alimentos.  Si es demasiado tarde para una descongelación correcta, compre un pavo fresco en lugar de uno congelado.
 
LIMPIEZA
 
La contaminación cruzada puede suceder durante la manipulación del pavo crudo.  Las bacterias se pueden propagar fácilmente a las manos, utensilios y superficies de trabajo.  Asegúrese de lavarse bien las manos después de tocar el pavo y antes de tocar cualquier otra cosa.   Haga una limpieza completa de las superficies, tablas de cortar y utensilios con agua jabonosa caliente antes de que sean utilizados con otros alimentos.
 
COCCIÓN
 
Se puede comer sin riesgos cuando la temperatura interna del pavo alcanza los 165º F.   Use un termómetro para carnes para verificar las temperaturas de las partes más internas y más gruesas para asegurarse de que ha logrado la temperatura correcta.  Muchos cocineros y expertos en seguridad alimentaria recomiendan que se prepare el relleno del pavo por separado. Si usted lo cocina junto, asegúrese que el relleno alcance también la misma temperatura de 165º F  para asegurarse de que su consumo no tenga riesgos.
 
ALMACENAMIENTO
 
¿Cuántas veces ha visto que en el día de Acción de Gracias se dejan los alimentos en la mesa por horas después de la comida? Aunque es conducta común, en realidad es peligrosa porque permite la propagación de bacterias nocivas y crea el riesgo de enfermedades alimentarias.
 
Ponga el pavo y los otros alimentos en el refrigerador dentro de las dos horas.  Las sobras deben consumirse dentro de los 3 ó 4 días.
 
Según Beth Cleary, Supervisora de Salud Medioambiental, y encargada de las inspecciones de los restaurantes, “Los consejos para el manejo y almacenamiento del pavo son similares a los que deben cumplir los restaurantes.  Siguiendo estos consejos asegurará que la comida de la fiesta no se arruine por una enfermedad alimentaria”.
 
Para más información sobre la seguridad en la preparación de alimentos, haga clic en estos enlaces:
 
Información en español sobre la prevención de E.coli con referencias a la preparación de alimentos

Información en español sobre las prácticas de seguridad en la preparación de alimentos
 
Información específica sobre los tiempos de cocción de los pavos (en inglés, pero fácil de entender)
 
 
 
 
 
 

Contacts: 
Category: 
Health & Safety