Martes, November 17, 2020 - 11:44am

En respuesta al crecimiento sustancial y sostenido de las nuevas infecciones por COVID-19 en todo el Condado de Dane, el Departamento de Salud Pública de Madison y del Condado de Dane emitió la Orden de emergencia #10 que prohíbe las reuniones en interiores de cualquier tamaño. Se permiten reuniones al aire libre con 10 personas o menos, manteniendo la distancia física. La orden entra en vigencia el 18 de noviembre a las 12:01 am.

“Este virus no se propaga por sí solo. Nosotros lo propagamos. Cada reunión, sin importar el tamaño, es una oportunidad para la transmisión de enfermedades y prolonga la pandemia” dijo Janel Heinrich, Directora de Salud Pública de Madison y del Condado de Dane. "Tenemos la esperanza de que, con la cooperación de la comunidad, podamos reducir número de personas infectadas y evitar más hospitalizaciones y muertes" agregó Heinrich.

Las actividades deportivas en persona, las competencias, las clases de ejercicios en grupo, las reuniones, los entrenamientos, el cine, los eventos y las conferencias se consideran reuniones masivas. Están prohibidas las reuniones masivas en interiores de personas que no vivan juntas. Las reuniones masivas al aire libre están limitadas a 10 personas que no viven juntas, con distanciamiento físico. El límite anterior de reuniones era de 10 en interior y 25 en exterior, con distanciamiento físico.

La orden es efectiva hasta el 16 de diciembre del 2020 a las 12:01 a.m. y continúa requiriendo cubiertas faciales y limitando la capacidad para la mayoría de los negocios al 50%, junto con otras disposiciones.

"Nuestros hospitales están abrumados, nuestros médicos y enfermeras están agotados, y donde quiera que miramos, hay enfermedades, creando un desafío como nunca antes hemos visto", dijo el Ejecutivo del Condado Joe Parisi. "Estas nuevas órdenes, al igual que las anteriores, están diseñadas para traer la atención sobre dónde estamos viendo la mayor cantidad de transmisión de la enfermedad e interrumpir el rápido movimiento del virus en nuestra comunidad".

Esta orden adicional se basa en los datos recogidos en las entrevistas de rastreo de contactos y los controles de cumplimiento. Las personas que tienen contacto cercano con otras personas están impulsando la propagación del COVID-19. Desde el 27 de octubre hasta el 9 de noviembre, el 31% de las personas con COVID-19 informaron tener contacto cercano con otro caso fuera del hogar. Casi una cuarta parte de las personas que dieron positivo en la prueba asistieron a una reunión o fiesta en las últimas 2 semanas.

Las estadísticas nacionales también continúan indicando que las reuniones, especialmente en ambientes interiores llenos y con poca ventilación, siguen siendo un riesgo significativo. A medida que las reuniones se empiezan a mover al interior debido al clima frío, es otra forma en que el riesgo continúa aumentando.

“No podemos pretender que este será un Día de Acción de Gracias normal. Sabemos que muchas de las personas con las que queremos pasar tiempo son muy vulnerables al virus” dijo la Alcaldesa Satya Rhodes-Conway. “Queremos que nuestros seres queridos estén presentes no solo durante este día festivo, sino también durante todos los días festivos y ocasiones especiales de nuestras vidas: las graduaciones, las bodas y las reuniones de los próximos 25 años, no solo los próximos 25 días."

El Condado de Dane tiene actualmente un promedio de 433 casos por día durante un período de 7 días, que es más del doble de la cantidad de casos de hace un mes.

Hasta el 17 de noviembre, 174 personas están hospitalizadas con COVID-19 en el Condado de Dane, incluyendo 48 en la Unidad de Cuidados Intensivos. Los hospitales de la región sur están sobrecargados, y muchos están a su capacidad o casi. Desde el 27 de octubre hasta el 9 de noviembre, nueve hospitales de nuestra región informaron al menos un día de escasez de personal crítica. Uno de estos hospitales estaba dentro del Condado de Dane.

“Pedimos que las personas usen su buen juicio y sigan las órdenes. La intención de la orden no es penalizar a los negocios o individuos, sino mantener a todos a salvo durante esta pandemia” dijo Heinrich.

El Condado de Dane y la Ciudad de Madison pueden imponer una multa de hasta US$1,000 por cada violación de la orden de salud, más los costos judiciales. Como resultado, cualquiera que organice una reunión podría sufrir sanciones importantes.

Para proteger a todas las personas, además de no reunirse, Salud Pública les pide que usen opciones virtuales, trabajen desde casa si pueden, usen una máscara, eviten el contacto cercano con otras personas y se queden en casa si están enfermos o se sienten mal. Lea más en nuestro sitio web: https://publichealthmdc.com/espanol/coronavirus.

Contactos

Categoría: 
Health & Safety
Etiquetas: 
COVID-19